Aula Vereda: lxs niñxs como sujetos políticxs

Les dejamos a continuación el trabajo de nuestra camarada Paula Shabel, publicado en Cuadernos Marxistas, sobre la experiencia de Aula Vereda

1

AULAVEREDA: APORTES DE UNA PRÁCTICA PARA PENSAR LA NIÑEZ ENTRE EL CAPITAL Y EL TRABAJO

Paula Shabel

El desarrollo del sistema capitalista ha colocado la lógica de la vida material y simbólica en una lucha antitética entre el capital y el trabajo. Desde entonces la infancia ha sido pensada y disputada por ambas partes, cada una con su proyecto de sociedad y su imagen de futuro proyectada sobre las nuevas generaciones. En el capitalismo salvaje que nos gobierna estos niños y niñas son, y han sido históricamente, mano de obra explotada, más allá de las legislaciones progresistas de las últimas décadas. Aquellos1 que tienen la suerte de no pertenecer al grupo de pequeños asalariados, son subsumidos a arbitrarias lógicas adultas, y negados como sujetos políticos con capacidad de tomar decisiones sobre su propia vida. Frente a esta deshumanización, el socialismo se propone como alternativa real en tanto dignidad e igualdad de todos los hombres y mujeres, y desde allí urde otra forma de sociedad e, inevitablemente, otra concepción de infancia. Aunque asumimos que no es posible poner en práctica un nuevo modelo de infancia (o de educación, o de salud) sin un cambio social radical, estamos seguros de que no existirá tal cambio si no nos ocupamos de desarrollar una concepción de infancia que represente los ideales más revolucionarios.

Continuar leyendo “Aula Vereda: lxs niñxs como sujetos políticxs”

Anuncios

Rosa Luxemburg, un ejemplo revolucionario para el siglo XXI

Berlín, 15 de enero de 1919. Rosa Luxemburg es asesinada por los “Guardias Blancos” (paramilitares) del gobierno socialdemócrata de Friedrich Ebert.

1.png

Compartimos la muy interesante nota de Hernán Ouviña sobre Rosa, añadiendo unas pocas observaciones realizadas por Atilio Borón:

Continuar leyendo “Rosa Luxemburg, un ejemplo revolucionario para el siglo XXI”

Fidel Castro: Para mis compañeros de la Federación Estudiantil Universitaria

1.png

Queridos compañeros:

Desde el año 2006, por cuestiones de salud incompatibles con el tiempo y el esfuerzo necesario para cumplir un deber —que me impuse a mí mismo cuando ingresé en esta Universidad el 4 de septiembre de 1945, hace 70 años—, renuncié a mis cargos.

No era hijo de obrero, ni carente de recursos materiales y sociales para una existencia relativamente cómoda; puedo decir que escapé milagrosamente de la riqueza. Muchos años después, el norteamericano más rico y sin duda muy capaz, con casi 100 mil millones de dólares, declaró ―según publicó una agencia de noticias el pasado jueves 22 de enero—, que el sistema de producción y distribución privilegiada de las riquezas convertiría de generación en generación a los pobres en ricos.

Continuar leyendo “Fidel Castro: Para mis compañeros de la Federación Estudiantil Universitaria”

Ejes para pensar una Pedagogía Emancipatoria Latinoamericana

  • La integración regional, la historia y la cultura de nuestros pueblos, la geografía de nuestra América deben estar en la base de los diseños curriculares. El conocimiento acerca de los instrumentos políticos, económicos y sociales de integración, deben estar presentes en la currícula para fortalecer y darle densidad social a estos procesos.

Continuar leyendo “Ejes para pensar una Pedagogía Emancipatoria Latinoamericana”

En respuestas a las mentiras de La Nación

Desde Aula Vereda acompañamos a niños y niñas que están realizando su proceso de alfabetización. No tenemos la intención de constituirnos en un parche a los problemas educativos sino que nos ocupamos de generar propuestas propias formándonos teóricamente. También nos involucramos en las luchas docentes y en los debates políticos y educativos porque no pretendemos mantenernos al margen de lo que ocurre en la realidad y por esto decidimos tomar parte.

Continuar leyendo “En respuestas a las mentiras de La Nación”

El proyecto educativo de la nueva derecha

Raúl Zibechi
(La Jornada)

Ha nacido una nueva derecha adecuada a los tiempos extractivos y de expolio-piratería contra los pueblos; una derecha posterior al Estado del bienestar, que ya no aspira al desarrollo, sino a consolidar las desigualdades, la segregación de la mitad pobre, mestiza, india y negra de nuestro continente. Una derecha implacable formada en el rechazo a lo popular, a la soberanía nacional, a las leyes y las constituciones.

En el terreno educativo, esa nueva derecha busca desembarazarse de los anteriores compromisos, entre ellos la laicidad y la libertad de cátedra, para adecuar el sistema educativo al periodo de guerra y confrontación que atravesamos. El objetivo es retomar el control del conjunto del sistema educativo, desde los ministerios hasta el aula, consolidando una educación antiemancipatoria, en la que el control de la población es el objetivo casi excluyente.

Hace 12 años nació en Brasil la organización no gubernamental Escuela Sin Partido, muy activa en las redes sociales y los grandes medios, articulada con diputados y concejales de los más diversos partidos para hacer aprobar sus propuestas. En su página web (escolasempartido.org/) se puede acceder al programa de seis puntos titulado Deberes de los profesores, en el que se destaca que el profesor no promoverá en el aula sus propias ideas, ni perjudicará a los alumnos que profesen ideas diferentes, ni hará propaganda político-partidaria se limitará a exponer de forma neutra el programa, y otorga a los padres la elección de la «educación moral» que quieren para sus hijos.

Algunos «principios» de Escuela Sin Partido parecen compartibles. Sin embargo, conllevan objetivos que nos hacen retroceder más de un siglo. Por un lado, disocia entre el acto de educar y el de instruir. Para ellos la educación es responsabilidad de la familia y la iglesia, mientras los profesores deben limitarse a instruir, o sea a trasmitir conocimiento como si éste fuera neutro, ahistórico, descontextualizado.

La segunda es lo que consideran como «adoctrinamiento» en el aula. Hablar sobre feminismo, homofobia o derechos reproductivos, por ejemplo, sería tanto como imponer una «ideología de género» en las escuelas. Todo lo que sea desviarse de la asignatura se considera «adoctrinamiento», situación que en los proyectos de ley que ha presentado Escuela Sin Partido en varios municipios y en parlamentos de los estados sería tipificada como «crimen de acoso ideológico» y «abuso de autoridad», punibles con cárcel y penas agravadas.

En el apartado «capturando al adoctrinador», en su web, aparece una larga lista de situaciones comunes en las aulas, como «difamar personalidades históricas, políticas o religiosas», entre muchas otras. El docente debería mencionar a Hitler, Pinochet o Mussolini sin más, como a cualquier otra personalidad, sin establecer diferencias, dejando a los padres la exclusividad de opinar. Lo mismo respecto a los genocidios, los feminicidios y así, porque está rigurosamente prohibido mentar valores. Consideran que los debates sobre diversidad sexual, contemplados en las currículas de muchos países, serían en este caso «inconstitucionales».

Una de las prácticas más graves promovidas por Escuela Sin Partido es el espionaje de la práctica docente para luego denunciarla. Bajo el epígrafe «Planifique su denuncia», pide a los alumnos y a sus padres que anoten cuidadosamente o filmen los momentos en los cuales el docente estaría «adoctrinando» a los alumnos. Promueven actitudes que llevan a los jóvenes a convertirse en policías de los docentes.

Uno de los objetivos centrales de la nueva derecha en el terreno educativo es la descalificación de los docentes que serían culpables de todos los males de la educación, desde el fracaso escolar hasta la baja calidad de la enseñanza. De ese modo consiguen desviar la atención de los problemas estructurales en la educación, focalizando sólo las consecuencias y ocultando sus causas. El profesor siempre es sospechoso de izquierdismo. En paralelo, consideran que los alumnos no tienen capacidad para formar sus propias convicciones y que deben estar sujetos a la autoridad paterna, eclesial o docente.

Como era de esperar, los profesores han reaccionado con campañas de denuncia del proyecto, que ya fue aprobado en el estado de Alagoas, Brasil, y será abordado en otros. Pero no debemos olvidar que lo que se proponen en esta coyuntura, no sólo en Brasil, es frenar en seco al creciente movimiento estudiantil, en particular a los estudiantes de secundaria, que son los menos susceptibles de ser cooptados por las instituciones estatales y de la izquierda electoral.

En efecto, la crisis política brasileña está modelada por las movilizaciones de junio de 2013; una crisis que está lejos de haberse cerrado con la destitución ilegítima de la presidenta Dilma Rousseff. Incluso Chile, el régimen neoliberal modélico por su estabilidad, atraviesa una crisis de legitimidad a consecuencia del potente movimiento estudiantil, que desde 2011 abrió brechas por las que están pasando diversos actores sociales. Uno de los más importantes empresarios, Andrónico Luksic, reconoce que «el país se está cayendo» y destaca el papel del movimiento por la educación en esta crisis (goo.gl/qpXIsA).

En otros países sucede algo similar. En Paraguay los estudiantes se mostraron como un actor potente en pleno gobierno reaccionario de Horacio Cartes. Nuevas camadas de jóvenes rebeldes están presentes en casi todos los países. Ni qué hablar de México, después del parteaguas que fue Ayotzinapa.

Buena parte de los objetivos que se propone Escuela Sin Partido en Brasil parecen utopías de orden que cuentan con escasos apoyos. Sin embargo, no se los debe subestimar. Cuando las crisis políticas se profundizan, aparecen potentes bifurcaciones; la derecha se quita el velo para mostrarse como lo que es: el partido del orden, dispuesto a pasar por encima de todo. Son las izquierdas las que deben decidir si optan por las instituciones o por acompañar las resistencias.

Santiago Pampillón: obrero y estudiante

“Porque Pampillón era la síntesis de lo que es el militante revolucionario, el hombre que trabaja y que estudia y que quiere construir su país. Y en sí mismo está logrando esa unidad que tanto pregonamos, que es la unidad del movimiento obrero y la unidad del estudiantado”
 
Agustín Tosco

Continuar leyendo “Santiago Pampillón: obrero y estudiante”

Documento Fundacional M.U.I. (Mar del Plata, 1999)

Mar del Plata, 8 de mayo de 1999

De dónde venimos y por qué la necesidad de este espacio

La crisis estructural que sufre la universidad argentina nos plantea nuevos desafíos a la izquierda: tomar medidas políticas para comenzar a superar la dispersión y la construcción solitaria y desarticulada que nos caracteriza en el movimiento de masas universitario. Las experiencias agrupacionales a nivel estudiantil nacidas al calor de las luchas del 95’ contra la sanción de la Ley de Educación Superior (LES) recorrieron un camino de acumulación que ha llegado a un techo al no encontrar un horizonte político que permita darle sentido y perspectiva a la lucha.

Esta carencia de organización a escala regional y nacional es el resultado de la falta de una alternativa política contenedora de todo el impulso de lucha por el cambio social en la Argentina, lo cual ha dificultado el establecimiento de una fuerte identidad de izquierda en el movimiento estudiantil que vaya más allá de los reclamos puntuales y que sea capaz de disputarle a la Franja Morada la conducción del movimiento estudiantil organizado. Reconociendo la ausencia de una vanguardia constituida que contenga toda la pluralidad de las expresiones de la izquierda, es saludable superar la lógica histórica de declararse de antemano vanguardia efectiva.

Continuar leyendo “Documento Fundacional M.U.I. (Mar del Plata, 1999)”

Carta Abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas de América Latina y el Caribe

Esta carta abierta fue escrita colectivamente en febrero de 1990 en La Habana, Cuba. Trabajó en la misma, además de los firmantes, el comandante Manuel Piñeiro Losada, cuyo nombre en aquella época no era conveniente que apareciera. Esta carta surge tras la debacle ideológica que se produjo ante la caída del bloque socialista. En este material histórico, quedó plasmada la justa y digna posición de cinco Partidos Comunistas que, a través de sus representantes, reafirmaron su voluntad de lucha contra el capitalismo y la necesidad de seguir buscando caminos para construir el Socialismo.

Continuar leyendo “Carta Abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas de América Latina y el Caribe”

Rodolfo Ortega Peña, ejemplo que nos une

Hoy, 31 de Julio de 2016 se cumplen 42 años del asesinato de Rodolfo Ortega Peña, el primer crimen que se adjudicó la Triple A. Dejamos, para recordarlo, un artículo de nuestro camarada Jorge Luis Ubertalli. Dejamos también el documento íntegro del Consejo Nacional Justicialista aprobado en presencia de Perón, López Rega y Lastiri, que habilita a “depurar” el Movimiento, esto es, asesinar con protección desde el Estado a los disidentes políticos.

“Pelado, querido hermano, nos enseñaste a no ser sectarios, a ser francotiradores en pos de la unidad de todos los revolucionarios, a superar el miedo que paraliza, a sabernos siempre servidores de los más humildes, esos que construirán la Patria de todos, junto a su pueblo: la Patria Socialista.
Hasta la Victoria Siempre, Caiga quien Caiga y Cueste lo que Cueste, Venceremos!!!” Jorge Ubertalli

 

RODOLFO ORTEGA PEÑA, EJEMPLO QUE NOS UNE

Por Jorge Luis Ubertalli

 

1

Historiador revisionista, abogado defensor de presos políticos y sindicales, representante legal de gremios, periodista, profesor, diputado y, por sobre todo, revolucionario, fue el compañero Rodolfo Ortega Peña, asesinado por la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) el 31 de julio de 1974. Vocero del peronismo revolucionario, el cristianismo revolucionario y la izquierda revolucionaria a traves de la revista “Militancia”, ajeno a todo sectarismo, crítico de Perón en sus últimos años y siempre franco y ejemplificante, el “Pelado”, como le llamaban amigos y compañeros, admirado por los que seguíamos su huella desde una generación posterior, se constituyó y se constituye en un ejemplo que nos une en pos de la liberación nacional y social de la Patria en el marco del socialismo.

Continuar leyendo “Rodolfo Ortega Peña, ejemplo que nos une”