Una FULP para la Segunda Reforma Universitaria

21753174_1451895488196933_2017665200131188670_o

Nuestro país vive un contexto signado por las políticas de Cambiemos que, desde su asunción en diciembre de 2015, no han significado más que la aplicación de un plan de miseria para nuestro pueblo, con saqueo de nuestras riquezas y del salario trabajador, entrega de nuestros recursos a las corporaciones transnacionales (como en la venta de ARSAT) y represión a la protesta social como forma de instalar el miedo y reducir la voluntad de lucha de nuestro pueblo. En este contexto, la desaparición forzada de Santiago Maldonado a manos de Gendarmería da una cabal muestra de hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno de los grandes empresarios y CEOS para aplicar sus políticas. 
Sin embargo, en este contexto se han dado enormes luchas de nuestro pueblo: las luchas de lxs docentes de CTERA y de lxs docentes universitarixs para evitar el ajuste en salarios y el recorte en políticas para el sector; la masiva movilización del movimiento feminista el 8M y en reiteradas ocasiones contra la opresión del patriarcado, los femicidios y la complicidad del Estado y la justicia;la marcha federal realizada por lxs trabajadorxs; las enormes movilizaciones por Memoria, Verdad y Justicia del 24 de marzo, contra el 2×1 a los genocidas y por la aparición con vida de Santiago.
Lo que se ha demostrado una y otra vez es que el gobierno está decidido a avanzar en sus políticas económicas y de destrucción de los derechos conquistados, y que no amedrentan ante organización popular alguna instalando la criminalización como en el caso de la lucha del pueblo mapuche por el legítimo acceso a sus tierras, o infiltrando marchas y ordenando detenciones arbitrarias e ilegales para instalar el miedo.

Pensar en grande

En esta situación el movimiento estudiantil en general necesita darse un proceso profundo de reflexión que permita superar los límites con los que hoy se encuentra.
El aporte estudiantil a todas estas luchas, si bien ha sido consistente, no ha sido todo lo mayoritario que debía ser. Al mismo tiempo, la reacción o el repudio generalizado contra la reinstalación de prácticas policiales en las universidades, como el ingreso en la Universidad de Jujuy y la detención del presidente del Centro de Estudiantes de una de sus Facultades tampoco encontró el repudio generalizado de la comunidad universitaria.
Mientras todo ello pasa, hemos tenido que volver a la lucha gremial para evitar que nuestrxs compañerxs queden fuera de las aulas por motivos económicos: becas, comedores, apuntes y boleto han vuelto a ocupar el lugar central en nuestras demandas. Y aún más en el caso de la Provincia de Buenos Aires, donde si bien tenemos una ley de boleto educativo desde 2015, éste se aplica de forma recortada y excluyente dejando fuera más del 70% de lxs estudiantes de la UNLP junto a todxs lxs estudiantes de establecimientos terciarios y secundarios de la Provincia. Esto no es casualidad, es la decisión política de Vidal y Cambiemos que ven el boleto educativo como un beneficio parcial sólo para algunos y como una herramienta propagandística para las elecciones, pero nunca como un derecho.
Desde nuestra llegada a la presidencia de la FULP con el Frente Milagro Sala junto a lxs compañerxs de la JUP, el MILES, Liberación y Megafón hemos luchado insistentemente por construir una FULP que tenga este análisis político en el primer plano, que proponga el enfrentamiento con las politicas de recorte, olvido y violencia instalada por Cambiemos. Este tipo de Federación quedó expresada en numerosas movilizaciones realizadas localmente este año, como la Marcha de Antorchas o el reclamo de la apertura del comedor turno noche, en el aspecto específico de la defensa de la Universidad, y principalmente en el acto público realizado por la aparición con vida de Santiago Maldonado el jueves 31 de agosto.
Desde el MUI creemos en la necesidad de seguir transitando este camino unitario y de ampliar el conjunto de organizaciones populares, latinoamericanas y de izquierda con las cuales debatir y construir la Federación que lxs estudiantes y el momento actual de nuestro país necesitan, recuperando las banderas históricas de lucha por una sociedad emancipatoria y sin explotación, a 100 años de la Revolución Rusa, y recuperando el debate y la conciencia del lugar histórico que ocupa la universidad en esa lucha, a poco de cumplirse 100 años de la Reforma Universitaria en Córdoba.
Justamente a pocos meses de cumplirse 100 años de la Reforma Universitaria, el debate sobre el tipo de universidad que necesitamos para un proyecto emancipatorio está preocupantemente ausente de las discusiones actuales del movimiento universitario. Queremos una FULP que instale la discusión sobre el conocimiento, su producción, su apropiación y las disputas que conlleva. Queremos una FULP que discuta las estructuras de gobierno de nuestras universidades, el contenido de nuestros planes de estudio y el rol social de la Universidad. Queremos una FULP que, a fin de cuentas, debata con el conjunto de actores de la Universidad qué significa luchar por una Segunda Reforma Universitaria como camino para construir la Universidad Popular.
Llamamos, principalmente, a organizaciones hermanas como la MELLA, la CEPA, el FUNaP y el Inti, entre otras, además de las que hoy componemos el Frente Milagro Sala, a darnos el necesario proceso de encuentro y debate que nos permita construir una propuesta centrada en la unidad, la lucha y la participación como formas de derrotar las politicas de ajuste en la Universidad que promueve Cambiemos y su brazo estudiantil, la Franja Morada, cuya principal dirigente es candidata a diputada por cambiemos en la Provincia de Buenos Aires.
Sabemos que en el pasado y actualmente hemos tenido y tenemos diferencias, pero también hemos sabido unirnos. Desde el MUI participamos de la recuperación de la FULP ante la Franja Morada, y compartimos presidencia con las organizaciones de izquierda cuando mediante la lucha logramos la reapertura del comedor universitario (2004-2005) y compartimos las luchas que lograron la apertura del albergue (2009), así como la Reforma del Estatuto en 2008. Reconocemos y fuimos parte central de aquella recuperación de la FULP y de ese movimiento estudiantil platense organizado, que desde que dejó de estar en manos de la Franja Morada impulsó todas estas luchas, y otras como la sanción del Boleto Educativo Provincial en 2015.
Por compartir una historia, por compartir un pasado y por entender que la tarea actual es que pongamos en primer plano las necesidades de lxs estudiantes y el pueblo en general de enfrentar las politicas de Cambiemos, es que entendemos que no pueden primar nuevamente las disputas particulares por centros de estudiantes o las diferencias entre organizaciones. Es momento de construir la política universitaria con mayor humildad y voluntad unitaria.
Y decimos esto, porque no podemos olvidar o menospreciar que cuando hablamos de las políticas de Cambiemos, no son otras que las de la embajada norteamericana para nuestro país y América Latina. Las mismas que derrocaron a Dilma Rousseff en Brasil y le hacen la guerra económica, mediática y callejera al gobierno revolucionario de Venezuela Bolivariana.
Argentina y América Latina necesitan que recuperemos la reflexión política y la capacidad de poner en primer término las disputas centrales entre los sectores populares y los sectores del privilegio y la oligarquía. Desde el MUI llamamos a priorizar la reflexión en este sentido y construir un gran frente donde se expresen todas estas luchas, sin que se niegue el peso real de ningún sector ni la identidad de ninguna organización, sin caer en hegemonismos ni dogmatismos, sin sectarismos ni gorilismos. Un Frente que asegure que la FULP siga en el camino de la lucha, impidiendo el regreso de Franja Morada, y que comience a construir la propuesta de Segunda Reforma Universitaria, que exprese el tipo de Universidad que necesita un proyecto emancipatorio y revolucionario, que construya una nueva sociedad sin explotación ni discriminación, sin femicidios, sin patriarcado y sin hambre ni miseria. Esa es la tarea que esperamos se pueda colocar en primer plano, y desde el MUI impulsaremos esta perspectiva esperando lograr pisos de unidad y debate estudiantil que nos permitan avanzar hacia la construcción de la sociedad que soñamos. Porque si el presente es de lucha, el futuro es nuestro.

MOVIMIENTO UNIVERSITARIO DE IZQUIERDA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s