En defensa de la Ciencia y la Universidad

El proyecto de ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del año 2017 elevado por el Poder Ejecutivo Nacional al Congreso de la Nación contiene una reducción millonaria de los recursos destinados a Ciencia y Técnica. El presupuesto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (que incluye al CONICET, a la ANPCyT y a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales) pasa del 0,71% del total del presupuesto nacional en 2016 al 0,59% en 2017, constituyéndose en el presupuesto más bajo desde la creación del Ministerio en 2007.

1

Otros organismos afectados por este recorte son el INTA -orientado al desarrollo de la tecnología agropecuaria- que vería reducido su presupuesto en un 25%, en INTI- enfocado en el desarrollo de tecnología industrial- que sufriría u recorte del 27% , CITEDEF y Fabricaciones Militares- ocupados del desarrollo de tecnología para defensa-, el Instituto Nacional del Agua y la Comisión de Energía Atómica.
Este desfinanciamiento atenta contra una política científica y tecnológica soberana y cercena nuestras posibilidades de generar conocimiento sobre formas autóctonas de resolver problemas sociales, económicos y culturales propios de nuestro país. La situación se agrava porque afecta a la continuidad de múltiples líneas de investigación plurianuales que se encuentran en ejecución. Además, la reducción de ingresantes a los organismos como CONICET expulsa a los jóvenes y a los mejores formados, que son quienes reciben más ofertas para investigar en el exterior.
2
Coincidimos, junto con lo expresado esta semana por numerosos docentes y científicos de la UBA, en que las políticas de promoción de la investigación científica y tecnológicas deben ser consideradas políticas de Estado y mantenidas a través del tiempo como un elemento indispensable para el desarrollo económico y social del país en camino hacia la independencia tecnológica; así como también con el colectivo Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA) que subrayó que esta decisión política no es casual sino la manifestación del Poder Ejecutivo de iniciar un nuevo ciclo de reprimarización de nuestra economía e hipotecar proyectos que, como el encabezado por la empresa satelital ARSAT, buscaban encauzar a la Argentina hacia el desarrollo soberano. Asimismo, compartimos la preocupación del senador Omar Perotti y la Diputada Daniela Castro, que presiden las Comisiones de Ciencia y Tecnología del Congreso de la Nación, que consideramos que la continuidad de una política de Estado no puede garantizarse sin los presupuestos correspondientes.
Adherimos y acompañamos las diferentes iniciativas de lucha que encabezan lxs compañerxs de Científicos y Universitarios Autoconvocados (CyUA) que incluyen la concentración de este viernes 14 de octubre en el Congreso, y la Marcha Federal por la Ciencia y la Universidad para el 25 de octubre.
Por todo lo expuesto. exigimos a la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores del Congreso de la Nación la modificación del Proyecto de Ley de Presupuesto General para el año 2017 para garantizar la continuidad de los proyectos de investigación y de innovación tecnológica en curso, el número de becarios,investigadores y personal de apoyo así como el poder adquisitivo de sus salarios y el funcionamiento de los centros de investigación científica y tecnológica.
Movimiento Universitario de Izquierda – MUI 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s