La nueva FULP: hacia la unidad obrero-estudiantil contra el neoliberalismo

Este 21 de septiembre  recibimos a la compañera Cristina Fernández en medio de un contexto cada vez más complejo para nuestro país y la región.

Nuestra américa se encuentra en un momento histórico de contraofensiva imperialista sobre nuestros pueblos y sobre los gobiernos populares que encarnaron los avances logrados con la lucha en los últimos años.

Las fuerzas locales que responden a los intereses del imperialismo norteamericano han recuperado el gobierno en nuestro país, han derrocado mediante un juicio político ilegal e ilegítimo a la hermana presidenta de Brasil, Dilma Roussef, y continúan con su hostigamiento a la Revolución Bolivariana y su presidente Nicolás Maduro. La ofensiva es de tamaño continental y no apunta hacia una identidad política en particular, sino a desarticular toda organización popular que pueda oponer resistencia a sus intereses. Es en este contexto que debemos ubicar la persecución política y el encarcelamiento ilegal a la compañera Milagro Sala y muchos otrxs compañerxs de la Tupac Amaru, que busca disolver a esta organización para allanarle el camino a la entrada de la DEA norteamericana bajo el eufemismo del “combate al narcotráfico” con el Plan Belgrano.

El encarcelamiento de lxs compañerxs de la Tupac en Jujuy, la persecución judicial contra Cristina Fernández y los intentos de referéndum revocatorio en Venezuela se articulan con un plan represivo global de instalación de bases militares en Latinoamérica e intento de aplicación del protocolo antipiquetes en nuestro país. El objetivo final para sellar la dominación y la dependencia de nuestros pueblos es el nuevo endeudamiento de nuestro país con el capital financiero internacional, sumado a la pretensión de incorporar a Argentina a la Alianza del Pacífico, la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP) y Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP).

Ante una situación tan hostil, se nos impone como militantes y como revolucionarios la resistencia y la defensa de cada espacio conquistado, en cada territorio específico, sin ceder ni un centímetro ante la restauración conservadora. La recuperación de la Federación Universitaria de La Plata (FULP) es parte de este momento en dónde sólo podremos defender nuestros derechos en unidad y con una firme vocación de lucha y resistencia.

Creemos que empezamos a transitar un difícil camino unitario que esperamos poder construir también en otras instancias del movimiento popular. No queremos una universidad aislada del resto de las luchas, ni queremos una FULP aislada de todxs lxs que luchan contra este modelo de saqueo de nuestros pueblos.

Consideramos que en este momento es completamente necesaria la unidad del sujeto agredido por el capitalismo que nuevamente se impone en nuestro país: trabajadorxs, estudiantes, movimientos de desocupadxs, científicxs, etc. Creemos que en términos políticos es una unidad que debe darse sin hegemonismo ni aparateos, donde todas las trayectorias e identidades políticas puedan realizar su necesario aporte a la unidad popular programática más amplia, en vistas de lograr la Liberación Nacional y Social de nuestra Patria Grande.

Desde el Movimiento Universitario de Izquierda le damos la bienvenida a la compañera Cristina en estos momentos de lucha de nuestro pueblo, y hacemos nuestras sus palabras en ATE, cuando manifestó que  “[…] esto de unidad, de representar y de construcción, es avanzar. No se trata de volver, el volver tiene que tener otro sentido, no se trata de volver a lo mismo, nos faltaron reformas estructurales para garantizar derechos […] Lo peor que podría pasarnos es subordinar a una persona la realización de un proyecto, para eso necesitamos que el volver sea para ser mejores, lo que hoy es fundamental es la unidad”

Desde nuestra organización consideramos que hay un espacio político y cultural abierto, que hay que llenar con iniciativa, con organización, con unidad y con proyecto político. Nuestro desafío está en superar las falsas contradicciones entre capitalismo “salvaje” y “humanizado”, entre capitalismo “financiero” y “productivo” para poder proponer un modelo de sociedad superadora de la explotación humana, un proyecto para la dignidad de los pueblos. Este camino debe ser transitado desde un frentismo que se proponga avanzar más allá de los límites de lo posible, que en el camino de la resistencia al ajuste fortalezca  las organizaciones de masas y construya organización y dirección política allí donde el pueblo está desorganizado.

Necesitamos construir la necesaria organización popular que pueda transformar de raíz al Estado y la sociedad, que nos permita lograr cambios estructurales profundos en el camino de nuestra liberación. Necesitamos reconocer a nuestros compañeros estratégicos en este camino, que no está atado a los tiempos electorales y que no depende del armado de una lista. Nuestro compromiso es con nuestro pueblo, con su felicidad y con la liberación de la Patria.  Como sostenía el Che, “las burguesías autóctonas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo y solo forman su furgón de cola. No hay más cambios que hacer; o revolución socialista o caricatura de revolución”.

Movimiento Universitario de Izquierda (MUI)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s