Igualdad formal y real

Por Ernesto García*

 

Ante las reiteradas opiniones que vienen vertiéndose en La Nación acerca de la educación en nuestro país, consideramos necesario dar respuesta a una nota en particular, que retoma alguno de los argumentos más clásicos pero no por ellos menos efectivos para justificar las olas de ajuste y privatistas. La nota en cuestión es la siguiente

http://www.lanacion.com.ar/1876121-gratuidad-universitaria-es-sinonimo-de-igualdad

Entre tanta pregunta retórica, tal vez vienen bien algunas respuestas. Aunque sólo sea para dialogar, para aportar a que este debate se desarrolle por caminos que busquen la equidad y la democratización de nuestro país y nuestra educación.

Cuando se parte de una situación concreta como la tasa de deserción y las dificultades para garantizar la permanencia y egreso en la Universidad es necesario marcar que no hay para nada una coherencia lógica entre esa caracterización, que compartimos, y la propuesta que el autor esgrime a continuación, que está en las antípodas de la nuestra.

“La alta tasa de deserción y las dificultades para garantizar la permanencia en la universidad -especialmente para los alumnos que provienen de estratos socioeconómicos más bajos- son una constante de nuestro sistema universitario.” Sí, es verdad. Ahora, ¿qué hacemos para modificar esa “constante” de nuestro sistema universitario? Veamos la propuesta

“[…] cabe preguntarse si realmente la gratuidad indiscriminada asegura el acceso, la permanencia y la graduación.” Cabe mencionar que se están mezclando temáticas de una manera burda y brutal. La gratuidad en sí misma no garantiza nada de esto, por supuesto. El arancelamiento sí garantiza algo: una barrera de orígen muy difícil de saltar y probablemente se solucionen los problemas de la desersión y la permanencia, porque caigan brutalmente la cantidad de ingresos: universidad con poquito ingreso, donde los poquititos egresados “representen” un porcentaje mayor. Con estas medidas no se avanza en mejorar la calidad, muy al contrario estas medidas nos llevan por el camino de una universidad chiquita, para pocos, de elite y marcadamente de clase alta. Sigamos..

¿Tiene las mismas posibilidades de graduarse un estudiante que proviene de una escuela secundaria privada bilingüe con alto nivel de exigencia que un estudiante de una escuela secundaria pública? Si se parte de la base de que ambos compitan como si estuvieran “en igualdad de condiciones”, claro que no tendrían las mismas posibilidades. Si dejas todo librado al “ingreso irrestricto”, claro que no. Si incorporás mecanismos que permitan reponer, mejorar y desarrollar ciertas herramientas, la realidad es que la situación va a cambiar. De pasada ¿concluír de esto la necesidad de repensar una educación secundaria a la que se le tira medio mango no es una opción no? mejor no hacer cargo a la universidad de los problemas que “no le corresponden”. Mejor ignorar el problema de esa diferencia y patear la pelota para atras, cada vez más para atrás. Para nosotros es mejor asumir esa realidad material e intentar resolverla en la Universidad, intentar, militar, estudiar y trabajar para que esa igualdad vaya siendo cada vez más real y no quedarnos en la desigualdad de origen. ¿Seguimos?

“Si una familia asume un costo de varios miles de pesos mensuales por un colegio secundario privado para sus hijos, ¿es razonable que luego esos estudiantes accedan a una universidad pública sin ningún tipo de tarifa? ¿No sería más progresista que quien pudiera pagar lo hiciera y que esos recursos se destinaran a becas en dinero en efectivo para que los alumnos con menores recursos puedan solventar gastos de estudio, como compra de libros, materiales y movilidad?” Emm.. no. Lo justo es que paguen más los que más tienen, en el conjunto del sistema tributario. De lo contrario creamos un sistema universitario profundamente estigmatizador y focalizado, y concebimos a la Educación como servicio: “che vos pibe pobre que no podes pagar, veni, con la contribución de los que tienen guita te vamos a financiar, porque somos así de generosos. Veni tranquilo a estudiar lo que a nosotros se nos antoje poner en tus planes de estudio”. De pasada, si modificamos el sistema tributario, estaríamos también corrigiendo lo regresivo que es en el sentido de la centralidad del IVA como fuente de financiamiento estatal. Capaz que es mejor ir por ahí no?

“[…] no es necesario cobrar un arancel a los estudiantes, por ejemplo, sino a los graduados (quienes, de alguna manera, estarían retribuyendo por lo que recibieron y contribuyendo a un fondo de becas orientado a lograr una mayor equidad del sistema).Este mecanismo podría, aun, articularse con una política tendiente a promover las carreras de interés público para el país, en la cuales existe falta de graduados (como en las ingenierías), bajo un modelo de gratuidad y becas para quienes las necesiten. La propuesta es que pague por la educación superior pública sólo quien esté en condiciones de hacerlo. Con esos fondos, se lograría financiar becas que permitieran a los ingresantes con menores recursos afrontar los costos de viajes, bibliografía y materiales de estudio. De esta forma, se mejorarían los indicadores de permanencia y graduación.” Nada de que hay un Estado con prioridades que decide garantizar tu derecho. El Estado te presta y vos, individualmente, vas a tener que devolver pagando lo que te dieron. “Compromiso” individual. Lógica de préstamo bancario. ¿Y la educación como derecho?. En otro orden de cosas ¿el problema de la permanencia y la graduación es entonces principalmente económico? ¿no dijiste un par de párrafos arriba que era la diferencia entre los pibes que venian de colegios privados “con alto nivel de exigencia” y la pedorrísima escuela pública? Hace un rato la expulsión era principalmente por formación, ahora es económica.

“Los recursos son siempre escasos. Algunas universidades nacionales se caracterizan por brindar un espacio de formación a una primera generación de estudiantes universitarios. Pero en otras el estudiante promedio proviene de sectores medios y altos, de buen pasar económico. Si el objetivo que se persigue es la equidad mediante el aseguramiento del acceso, de la permanencia y de la graduación: ¿debe la gratuidad de los estudios universitarios ser un derecho incuestionable? No pretendemos dar una respuesta definitiva, sino abrir el debate sobre cómo lograr un sistema de educación superior de calidad, que sea realmente inclusivo y que promueva igualdad de oportunidades, especialmente para quienes provienen de los sectores menos favorecidos, aplicando de la mejor manera los recursos que tenemos disponibles.” No hay ningún problema en discutir la gratuidad. Tenemos argumentos y razones para defenderla. El problema es plantear una discusión legitimadora de políticas que acentúen un perfil de universidad elitista. Pero sabemos de donde viene cada quién, ah.. y de pasada..

Este señor está en la Academia Nacional de Educación, prestigioso organismo de dudoso compromiso con la Educación Pública y que tiene un asientito en la CONEAU, según el Art. 47 de la Ley de Educación Superior

Cambiamos de gobierno, pero antes de irnos no tocamos estructuralmente la LES. Sigue siendo una deuda y parte esencial de pensar desde ahora mismo las reformas que vamos a tener que hacer prioritariamente cuando el bloque popular vuelva al poder, y de ser posible, con mayor premura, planificación y visión estratégica. De ser posible los sujetos universitarios tenemos que aportar más en lo constructivo, y eso también es construir un movimiento universitario (los estudiantes incluidos) que tenga proyecto de universidad propio que en consonancia con un proyecto de país democrático y equitativo.

 

*Estudiante de Filosofía de la UNLP – Referente del Movimiento Universitario de Izquierda (MUI)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s